Pavimentos y Calzadas

11.106 de las 17.624 calles que conforman la ciudad cuentan actualmente con pavimentación definitiva. Esto representa más de la mitad de las calles de la ciudad de Rosario. Un tercio presenta pavimento a nivel provisorio, restando un pequeño porcentaje entre estabilizado y sin pavimento.

Por un lado, el pavimento a nivel definitivo consiste en un tipo de pavimentación que requiere la construcción previa de desagües cloacales. La obra implica la ejecución de desagües pluviales, los cuales reemplazan el sistema de drenaje a cielo abierto, de forma tal que cada obra de pavimento a nivel definitivo conlleva la consecuente eliminación de zanjas. Este nuevo sistema de desagües incluye también la ejecución de cordones cuneta y bocas de tormenta para un correcto drenaje del agua de lluvia. El pavimento a nivel definitivo puede ser tanto de hormigón como de asfalto.

Por otro lado, el pavimento a nivel provisorio consiste en carpetas asfálticas realizadas en calzadas que no presentan las condiciones necesarias para la ejecución de pavimento a nivel definitivo, como es el caso de la presencia previa de desagües cloacales. El pavimento a nivel provisorio es menos resistente que el definitivo, y requiere de un mayor mantenimiento.

El estabilizado consiste en una etapa previa a la pavimentación, tanto a nivel provisorio como definitivo, y se trata de la ejecución de un suelo de arena, escoria y cal o suelo cemento, sobre una subrasante de suelo cal. Se trata de los trabajos previos que preparan la base de la calzada para su siguiente pavimentación o repavimentación con carpetas asfálticas.

A continuación se muestran indicadores y gráficos comparativos de los distintos estados del pavimento en la ciudad.

  • 11106

  • Cuadras con nivel definitivo
  • Febrero 2021

  • 5770

  • Cuadras con nivel provisorio
  • Febrero 2021

  • 505

  • Cuadras estabilizadas
  • Febrero 2021

  • 243

  • Cuadras sin pavimento
  • Febrero 2021

Anterior < Siguiente >